jueves, 19 de octubre de 2017
Inicio Área de Pensamiento Área de Pensamiento LIBERTAD, ¿PARA QUIÉN? DEMOCRACIA, ¿PARA QUÉ?

LIBERTAD, ¿PARA QUIÉN? DEMOCRACIA, ¿PARA QUÉ?

E-mail Imprimir PDF

LIBERTAD, ¿PARA QUIÉN?

DEMOCRACIA, ¿PARA QUÉ?

El presidente del gobierno ha decretado el final de la crisis basándose en la mejora de algunas magnitudes económicas (leve crecimiento del consumo, la economía y el empleo; mejora de las exportaciones por la devaluación del euro y la caída del precio del petróleo). Pero ha omitido otros indicadores de signo contrario (deuda creciente del estado español, 1 billón de euros); estancamiento de los países que más comercian con España; alto riesgo de deflación que consiste en un crecimiento negativo y sostenido de los precios; crisis económica y política de la Unión Europea; armamentismo creciente y guerras cada vez más cercanas; inanidad de la ONU para cumplir y hacer cumplir la legalidad internacional.

En los últimos 7 años el “libre mercado” ha destruido 5 millones de empleos y el 8% de la riqueza del país. En enero de 2015 el 64% de la población activa española está parada (24%), eventual (25%) o a tiempo parcial (15%). Al ritmo de las inciertas mejoras aducidas por el gobierno, tardaríamos 15 años en volver al volumen de desempleo de 2007 (2,1 millones), sin olvidarnos de los que han tenido que emigrar, de la precariedad generalizada y del aumento de la desigualdad social.

Las reformas estructurales que, según el gobierno, nos permiten salir de la crisis, consisten en: devaluar los salarios y la protección social; limitar las garantías laborales y sindicales necesarias para oponerse a este despojo; y modificar el Código Penal para castigar de forma desproporcionada cualquier sobrepasamiento en las movilizaciones para defender los derechos fundamentales amenazados.

La Constitución Española protege “la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado” (art. 38), pero dentro de unos límites: “de acuerdo con el interés general” (art. 128); “para atender el aumento de la renta y su justa distribución” (art. 131); y “respetando la dignidad de las personas y sus derechos inviolables” (art. 10). ¿Por qué los derechos del gran capital se cumplen a rajatabla y los de la mayoría de los ciudadanos no? A igualdad de derechos sobre el papel, gana la fuerza innovadora, cultural, económica, política y militar del capital frente a millones de ciudadanos aislados por el consumismo y el individualismo, paralizados por el miedo a perder el favor de los de arriba y coaccionados por la represión sobre quienes expresan el valor y la dignidad perdidos por las mayorías.

Está naciendo un movimiento popular democrático, plural y participativo, enfrentado directamente a la corrupción y a la dictadura de los mercados y los mercaderes. Además de su identidad mediática y electoral, este movimiento, recogiendo lo mejor de muchas identidades políticas y sociales, puede aportar la fuerza necesaria para poner coto a la corrupción y los excesos del libre mercado. El 31 de enero de 2015 podemos intentarlo.

Agustín Morán

 

Enero de 2015

 

Buscar

Últimos vídeos

Convocatorias

No current events.

Estadísticas

Miembros : 3
Contenido : 1318
Enlaces : 7
Ver contenido por hits : 563431


Lo último

Lo más visto

Galería de imágenes