jueves, 23 de noviembre de 2017
Inicio Movimientos Sociales Agroecología y Consumo Responsable Coordinadora de grupos de consumo agroecológico de Madrid Por el respeto a los agricultores y a la pluralidad en la Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico de Madrid

Por el respeto a los agricultores y a la pluralidad en la Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico de Madrid

E-mail Imprimir PDF
Por el respeto a los agricultores y a la pluralidad
en la Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico de Madrid[1]

CARTA ABIERTA DEL GAK DEL CAES SOBRE EL TRATO DESCONSIDERADO
A ALGUNOS PRODUCTORES AGROECOLÓGICOS


En respuesta al representante de “El Cantueso”[2] y a los miembros de los grupos que nos han expulsado
de la Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico de Madrid.

LA OCULTACIÓN DE LOS COMPROMISOS INCUMPLIDOS

En mayo de 2003, la Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico de Madrid iniciamos la relación con la Cueva del Niño[3] . Desde el principio intentamos realizar un pago conjunto, en lugar de ingresos por separado de cada grupo. Desde entonces, les hemos comprado aceite y legumbres en 6 ocasiones, centralizando los pagos a través de la cuenta común. La gestión de la cuenta común y la coordinación con la Cueva del Niño ha recaído hasta ahora en El Cantueso.

Según el protocolo de pedidos a la Cueva del Niño[4] , las condiciones de pago son de un mes a partir de la entrega de los productos. Con respecto al pedido de febrero de 2005, supimos que al recoger los productos habíamos pagado a la Cueva del Niño 1800 de los 4714 euros a que ascendía dicho pedido. Este primer pago supuso una bonificación de 90 euros[5] . Dos días después de recibir este correo (24/2/2005), el GAK del CAES ingresamos en la cuenta de la Coordinadora los 904 euros correspondientes a nuestra parte de la factura, más los portes y la contribución al céntimo solidario[6] de este pedido. Pero no hubo tanta diligencia por parte de otros grupos. En el resumen mensual de pagos pendientes a la cuenta de la Coordinadora de febrero de 2005, había un déficit de 8974 euros de los cuales 4804 correspondían a ingresos pendientes de diversos grupos al pedido de la Cueva (incluyendo el coste de transporte y la aportación al céntimo solidario). Las deudas de algunos grupos con los proveedores a quienes pagamos a través de la cuenta común, estaban en torno a los mil euros y en un caso rebasaban los 2500 euros.

Hasta el mes de mayo no estuvieron todos los grupos al corriente de pago del pedido de la Cueva del Niño. Pero, en todo este tiempo, ningún miembro de El Cantueso informó, en las reuniones, o mediante email a la lista de “los kilos”, que habíamos retrasado el pago a la Cueva del Niño. Ni tú, ni la persona que te ha sustituido, en calidad de gestor de la cuenta, en nombre de El Cantueso, nos habéis informado de que el retraso de varios grupos impedía cumplir nuestro compromiso con la Cueva del Niño. Tampoco habéis requerido públicamente, a los grupos rezagados para que agilizaran sus pagos y poder afrontar las deudas con los agricultores. Por esa razón, el GAK del CAES, pensábamos que el pedido de febrero de La Cueva estaba saldado completamente.

SE DESTAPAN LOS PROBLEMAS

Cuando, tras ser expulsados de la Coordinadora el 29/5/2005, hemos contactado con La Cueva del Niño para hacer un pedido en solitario, Carmen nos ha contado que aún les debíamos 2914 euros del pedido de febrero. Ante esta información, preguntamos al nuevo responsable en la gestión de la cuenta de la Coordinadora y las relaciones con la Cueva del Niño por las razones del retraso. En nuestra pregunta recordábamos que los retrasos en los pagos son una forma habitual de extorsión de las multinacionales de la distribución a los agricultores y que los grupos de la Coordinadora rechazamos expresamente estos comportamientos[7] . Para nosotros es importante que nuestros actos se ajusten a nuestras declaraciones. Por eso, al enterarnos de ser copartícipes sin saberlo, de esta práctica, os pedimos explicaciones.

Pese al incumplimiento de un acuerdo de la Coordinadora sobre las condiciones de pago a un proveedor y de la falta de información de dicho incumplimiento, todo ello responsabilidad vuestra, os ha parecido desagradable que preguntemos. Justificáis el retraso en el pago de 3000 euros durante 4 meses argumentando que es porque ellos quieren y añadís que por vuestra parte no ha habido desidia ni intención de perjudicarles.

No entramos en la voluntad o no de perjudicarles, porque no hacemos juicios de valor. Pero lo cierto es que un retraso de 4 meses en el pago a una explotación familiar de una cantidad tan importante supone: a) un perjuicio económico para esa familia; b) un abuso de su confianza; c) trasladar los problemas de funcionamiento de ciertos grupos a una familia agricultora que ha unido su vida y su trabajo a la difícil aventura de la producción agroecológica de alimentos; d) el incumplimiento de un compromiso de la Coordinadora; e) ocultar información a los grupos de la Coordinadora; f) atacar a quienes pedimos explicaciones por esta acumulación de problemas.

Por otro lado, de las conversaciones que tuvimos con “La Cueva del Niño” se desprende que la Coordinadora hemos pagado, no esta vez, sino todas, cuando nos ha venido bien. Y ellos se han adaptado. Resulta sorprendente la argumentación de que ellos prefieren que nos demoremos en el pago cuando, en la misma operación, nos bonifican el pronto pago con un descuento. En nuestro pedido en solitario, al conocer de primera mano sus preferencias, hemos pagado la totalidad del importe al recoger los productos. Ellos por su parte, nos han hecho un descuento por pago al contado.


EL PROBLEMA CON LOS PRODUCTORES: MATAR AL MENSAJERO

Interpretáis como una acusación lo que es sólo una pregunta sobre las razones del retraso. Es vuestra propia actitud la que os acusa. En lugar de intentar corregir nuestros problemas en la relación con los productores, ocultáis dichos problemas, mentís y desautorizáis al grupo que pregunta, tachando su actitud de malsana y enfermiza. Esta recurrente tendencia a la calumnia y la descalificación psicológica de quien pone los problemas sobre la mesa, es un recurso constante en el proceso de acoso y derribo al que los representantes de varios grupos de la Coordinadora nos habéis sometido en el último año.

Este episodio es un claro exponente del procedimiento que ha acabado excluyendo al GAK del CAES. Nos habéis expulsado por intentar que lo que se escribe en los papeles, en este caso el respeto a los productores, se cumpla. Cada vez que hemos tomado contacto directo con un productor, nos hemos encontrado con un desaguisado del que no había información en la Coordinadora. Sin embargo, lo seguís negando a pesar de las contradicciones evidentes entre vuestra versión y la del propio productor. Esto también ha pasado en el caso de Ecomediterránea, con el agravante de que, al señalar ellos por escrito los problemas de comunicación con la Coordinadora pidiendo un mayor diálogo en el futuro, el grupo responsable, Asalto de Mata, ha arremetido contra dicho productor, siguiendo la habitual línea de intimidación contra la discrepancia.

Este proceso de unidad sin principios contra el enemigo común, muestra una de las tácticas utilizadas contra el GAK del CAES por varias personas de la Coordinadora durante el último año. Se han tapado problemas evidentes de nuestro funcionamiento práctico, declaraciones, propuestas y hechos en franca contradicción con nuestra práctica y nuestra teoría. Se ha organizado un rechazo visceral e intimidatorio contra nuestra crítica sobre estos problemas. El activismo de 3 ó 4 personas de la Coordinadora se ha visto complementado con la pasividad y el consentimiento del resto de los miembros y con un ambiente de linchamiento del CAES puesto en marcha en el último año por destacados miembros de la oficina de Madrid de Ecologistas en Acción. Este comportamiento antidemocrático no tiene precedentes en los movimientos sociales. Pertenece, más bien, a las tácticas de limpieza de la oposición de los grandes partidos.

Esta táctica ha producido dos tipos de víctimas. Por un lado quienes nos hemos opuesto a: 1) el “buen rollito” alegre y combativo de “consumidores críticos” de ratos libres con “derecho a la pereza” que se desentienden del esfuerzo de los productores agroecológicos profesionales; 2) los manejos de representantes burocráticos que no dan información a sus grupos, ni se preocupan por mejorar su conciencia y su compromiso como consumidores responsables; 3) el control político que la oficina de Madrid de Ecologistas en Acción ejerce, a través de la penetración en la mayoría de los grupos de la Coordinadora, sobre la participación de la misma en los movimientos sociales. Pero la víctima más importante es la potencia transformadora de la agroecología y el consumo responsable para llegar a sectores sociales crecientes, relacionándose con otros movimientos sociales a través del movimiento antiglobalización. Todos los desmanes, mentiras, desidias e individualismos han sido tapados para unir a todos contra el GAK del CAES. Eso ha servido para sacarnos de la Coordinadora, en una operación incalificable, pero no servirá para hacer desaparecer todas esas lacras, enemigas de una actividad anticapitalista respetuosa, solidaria y sincera. Sin estas virtudes la Agroecología y el Consumo Responsable no pasarán de meritorias y marginales experiencias sociales cuya repercusión política se limitará a ser una autooposición controlada por la izquierda globalizadora.

LOS MELONES SE ACABAN COLOCANDO ELLOS SOLOS EN EL CAMINO

GAK del CAES, 19 de julio de 2005

[1]Para una información más detallada sobre el trato con los productores pincha aquí

[2] “El Cantueso” es uno de los 10 grupos miembros de la Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico de Madrid: Asalto de Mata, El Cantueso, Ecosol, Escalera Karakola, La Dragona, GAK de Hortaleza, GAK de CAES, REDES, la RAC y Subiendo al Sur (nueve después de la expulsión del GAK del CAES).

[3] La Cueva del Niño es una explotación familiar de agricultura ecológica en Yepes, Toledo. Producen diversos alimentos, entre otros, aceite, cereal y legumbres.

[4] Ver “Manual para uso de los grupos de la Coordinadora”. Acordamos hacer este Manual en junio de 2004 para facilitar a todos los miembros de los grupos la información necesaria sobre procedimientos de pedidos y de pago. El GAK de CAES hicimos la propuesta y nos encargamos de compilar toda la información. Aunque faltaban suministradores y productos incorporados recientemente o que no habían sido remitidos por los responsables de dicha tarea, el manual fue aprobado tal como estaba, en noviembre de 2004.
En el punto relativo al Protocolo de la Cueva del Niño se menciona expresamente: A PARTIR DE AQUÍ, A CADA GRUPO LE CORRESPONDE ACOMETER SUS PAGOS LO ANTES POSIBLE DENTRO DE LOS PLAZOS ACORDADOS (1 MES). (pág 5). En el punto relativo al Protocolo de pagos a proveedores se detalla lo siguiente: CADA GRUPO, A LA VISTA DE LA INFORMACIÓN FACILITADA POR LOS COORDINADORES, TIENE QUE REALIZAR LOS ABONOS PERTINENTES, LO MÁS RÁPIDAMENTE POSIBLE, EN LA CUENTA DE LA COORDINADORA. (...)HAY QUE SER CONSCIENTES DE QUE ALGUNOS PUEDEN TENER NECESIDAD DE RECIBIR ESE DINERO. (...)CUANDO SE HA RECAUDADO TODO EL DINERO DE UN ENVÍO O CUANDO HA PASADO UN TIEMPO RAZONABLE, AUNQUE NO SE HAYA RECOGIDO TODO EL DINERO, ME PONGO EN CONTACTO CON PEPE (NUESTRO BANQUERO) Y LE COMUNICO LA TRANSFERENCIA QUE HA DE REALIZAR (Pág. 2-3).


[5] Según email de F. A. a la lista de “los kilos” de 22-2-05. “loskilos” es el nombre que recibe la lista de correo electrónico de la Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico de Madrid.

[6] El “céntimo solidario” es el nombre que dimos a un Fondo para caso de enfermedad de los transportistas. Si esta circunstancia les impedía hacer el reparto recibían, con cargo a ese fondo, el equivalente a las horas promedio que habrían trabajado durante la incapacidad. Se ha utilizado en 3 ocasiones y en todos los casos por lesiones derivadas del trabajo de reparto. Cada grupo ingresa en la cuenta común un céntimo por cada kilo transportado en la distribución conjunta de la Coordinadora. Lo iniciamos, precisamente, con el primer viaje que hicieron los transportistas para traer el pedido de la Cueva del Niño en junio de 2003. Se ha aplicado la semana que repartíamos a todos los grupos y no en la semana de non, que repartían, los mismos transportistas, a los grupos que recibían todas las semanas (Asalto, Ecosol, Hortaleza y desde febrero de 2005, Escalera Karakola). Esta anomalía no ha intentado modificarse por parte de los grupos beneficiarios de tal exención en ningún momento, lo que hubiera dado mayor oxígeno al fondo. Ni siquiera cuando, al entrar el grupo de Escalera Karakola en febrero de este año, se le incluyó en el reparto de las semanas non, porque la ruta estaba completa las semanas en que se repartía a los hasta entonces, 9 grupos miembros. En algún caso, se han detraído de este fondo cantidades pequeñas para sufragar “solidariamente” alguna otra incidencia del reparto (productos desaparecidos en Mercamadrid o que no llegan al grupo destinatario y a ningún otro) y para que no tuviera que pagarlo precisamente el grupo damnificado. Este asunto también ha sido objeto de controversia, a principios de este año, cuando el GAK de CAES lo ha solicitado bajo el mismo formato que en ocasiones anteriores había parecido razonable, aunque el fondo, en principio, no hubiera sido destinado para solidaridad entre grupos, sino sólo hacia l@s repartidor@s. Posteriormente a nuestra solicitud, se ha utilizado para sufragar otra pérdida de un grupo. En este caso, al parecer, no ha hecho falta solicitarlo y justificarlo ante todos los grupos. Nos hemos enterado tras nuestra expulsión, con la liquidación que se ha hecho del fondo disponible a 29 de mayo de 2005, con objeto de devolver al GAK del CAES la parte correspondiente a su contribución.

[7] “Seguridad alimentaria, consumo responsable y grandes superficies” artículo elaborado por el GAK del CAES en otoño de 2003 y suscrito por la Coordinadora en febrero de 2004.


 

Buscar

Últimos vídeos

Convocatorias

No current events.

Estadísticas

Miembros : 3
Contenido : 1318
Enlaces : 7
Ver contenido por hits : 568434


Lo último

Lo más visto

Galería de imágenes