domingo, 19 de noviembre de 2017

Euskalmemoria, un proyecto en marcha. 7ª Entrega.

E-mail Imprimir PDF
Euskal Herria, en tanto que pueblo negado y oprimido, sufre la falsificación constante de su historia. Día tras día, la ofensiva ideológica de los estados español y francés hace mella en nuestra perspectiva. Los medios de comunicación, el currículum educativo, el discurso institucional y la doctrina antiterrorista llevan décadas imponiendo una versión adulterada de lo que somos y hacemos. Buscan deslegitimar nuestro origen, tachar de mitos absurdos las bases de nuestra identidad colectiva y, con ello, desactivar nuestro futuro. Mienten sobre el pasado, para que temamos el presente y perdamos el futuro.

Recuperar la memoria colectiva de Euskal Herria es una tarea de plena actualidad. Ligada con la construcción de la nación vasca y con las garantías históricas de un proceso democrático aún pendiente. Vale la pena el esfuerzo por conseguir ser los principales guionistas y narradores de nuestra propia historia. Entender lo que somos, de dónde provenimos y por qué persiste la opresión que nos niega, es condición indispensable para cambiar las cosas.

La memoria histórica en Euskal Herria no se inscribe en el plano de la discusión entre eruditos. Es el mecanismo más eficaz para preservar que el testigo de la verdad y de la resistencia pase a las siguientes generaciones. Palanca para el cambio político y social. Antídoto contra las mentiras oficiales. Trinchera eficaz ante la ofensiva que pretende borrar nuestra identidad y demandas de las calles y libros de texto.

Desde la Fundación Euskal Memoria, presentada en Iruñea en noviembre de 2009, pensamos que volver a repasar y repensar nuestra historia es una inversión para superar el conflicto político en Euskal Herria, y acercarnos a una solución en clave democrática. Interpretarla y contarla sin interferencias: ése es el reto que, desde el punto de vista histórico, propone Euskal Memoria. En cuanto entendamos la evidencia de que la Guerra de 1936, el franquismo, la Reforma, el centralismo francés y el constitucionalismo español son eslabones de una misma cadena, la perspectiva global sobre el conflicto, su origen, efectos y resolución se alterará. Sólo entonces empezaremos a vencer también en la redacción de nuestra propia percepción de la verdad. Nuestra verdad será igualmente visible, y ganar el futuro será un reto costoso pero posible.

El proyecto Euskal Memoria quiere dar un salto adelante precisamente en el ámbito de la recuperación de nuestra historia. En este ejercicio colectivo es imprescindible tejer una red eficaz para aportar y recibir, así como para garantizar el trabajo de recopilación y divulgación de toda la información recabada. La iniciativa Euskal Memoria quiere convertir en realidad ese ejercicio colectivo, pueblo a pueblo, sector por sector, de recuperación de nuestra raíz histórica. Un esfuerzo que vamos desplegando poco a poco, pero dando pasos decididos y determinantes en el camino emprendido.

Nuestros objetivos, aun siendo a largo plazo, queremos concretarlos paso a paso desde ahora mismo. Por un lado, vamos a estructurar el trabajo de recopilación sobre el que documentar nuestra base histórica. Dicho de otro modo, desplegar una red de información amplia, popular y participativa, que nos permita construir nuestra propia perspectiva. El fin sería crear y consolidar un centro de documentación permanente en un futuro cercano. Por otra parte, nos parece muy importante trasladar a la sociedad nuestro trabajo. Para ello, una de las tareas de esa red ha de ser, necesariamente, divulgativa. En tanto que nuestro Pueblo sólo ganará en conciencia de sí mismo conociendo su propia historia, y dotándose de un punto de vista propio para forzar el cambio, es preciso ahondar en el trabajo ideológico y social, desde una metodología abierta, participativa y dotada de múltiples recursos.

¿Cómo afrontar ese desafío? Nos proponemos dar los primeros pasos, básicos pero irreversibles, sobre diferentes pilares. En primer lugar, constituída por personas que, de diferente modo, son referencia o han aportado en el trabajo de recuperación de nuestra historia, la Fundación Euskal Memoria será un instrumento más con el que incidir en el ámbito ideológico y social de la memoria histórica.

El segundo paso, el de la divulgación, está ligado con el compromiso editorial que adquirimos. La edición y publicación de todo el caudal de información histórica al que aludimos no será un trabajo iniciado a partir de cero. Al contrario, paso a paso, se trata de una labor ininterrumpida que ha visto la luz a lo largo de muchos años. Sin embargo, con el ánimo de impulsar los objetivos de Euskal Memoria, esta fundación pondrá en marcha un nuevo registro, coherente con otras iniciativas anteriores, pero interesado en profundizar sobre cuestiones concretas. Con ese fin, cada año editará un libro temático en relación con alguno de los aspectos de nuestra historia que más urgente resulta retomar con criterios propios. Además, cada año editará dos revistas con información y nuevas revelaciones en torno a cuestiones relacionadas con la memoria histórica. El primer libro de la nueva colección será “No les bastó Gernika” un balance exhaustivo y lleno de testimonios y datos sobre los efectos que la represión ha tenido sobre Euskal Herria en el último medio siglo.

En este libro se han recopilando los efectos de la represión a lo largo de las últimas cinco décadas. “No les bastó Gernika” es, en síntesis, un libro que agitará las aguas editoriales y políticas del país. No sólo por las revelaciones que encierra, o por el indudable calado de su millar largo de páginas, sino, sobre todo, por la metodología que propone para su elaboración y difusión: romper el cerco de la manipulación histórica a través de la participación y aportación pueblo a pueblo. No es un ejercicio al uso pero tiene un valor indiscutible. Al fin y al cabo, la veracidad del relato histórico colectivo ha de venir avalada por la propia colectividad, por su compromiso e implicación. Esta síntesis no sería posible sin la red de información y complicidad extendida ya por muchos pueblos de Euskal Herria. Es la filosofía que se extenderá a próximos trabajos de divulgación, siempre orientados a hacer luz sobre algunos de los episodios más silenciados o falsificados de nuestra historia.

“No les bastó Gernika” se distribuirá en la primera semana de diciembre de 2010, coincidiendo con la Feria del Libro de Durango. Primeramente lo recibirán en su domicilio los promotores del proyecto, que en este momento son casi 2.000, para después presentar el libro, tanto en la Feria de Durango como en todos los pueblos y barrios de Euskal Herria en los que el proyecto está asentado y cuenta con personas colaboradoras, que son muchísimos. Decenas de personas se han sumado a la iniciativa también desde el Estado español. Es de destacar que los libros editados por Euskal Memoria no estarán en los puntos habituales de venta al público. Nuestro objetivo no es vender libros sino arraigar el proyecto, razón por la cual recabamos el apoyo al mismo mediante una contribución regular, sea con la aportación anual (65€) que da derecho a recibir el libro y las revistas, sea impulsando los fines y objetivos de Euskal Memoria en el pueblo, barrio, centro de trabajo o estudio,…

En cuanto a los temas que tenemos previsto tratar, son muchos y diversos. El próximo año editaremos “El franquismo en Euskal Herria”, un repaso de lo que supuso el régimen del general Franco para la generación de la posguerra, y que se centrará en desentrañar la opaca proyección histórica de los años y episodios menos conocidos de aquellos cuarenta años. En años posteriores, el exilio vasco, la tortura, la aportación de la mujer o de la juventud al proceso de liberación vasco, las luchas obreras en Euskal Herria y otros muchos marcarán el rumbo de un repaso histórico exhaustivo. La filosofía participativa y la determinación para construir nuestra propia memoria colectiva sin interferencias seguirán siendo la hoja de ruta en este proyecto. Animamos a participar en este proyecto y a impulsarlo desde otros pueblos del estado a todas las personas que han hecho bandera de la solidaridad en su relación con Euskal Herria.

PERSONAS FUNDADORAS DE EUSKAL MEMORIA

Jesús Lezaun - Sacerdote
Jorge Cortés Izal – Impulsor de las ikastolas
Iñaki Egaña – Escritor
Fermín Balentzia – Cantautor
Graxi Etxebehere – Enfermera
Iñaki O’Shea – Miembro de IPES
Periko Solabarria - Sacerdote y sindicalista
Erramun Martikorena - Cantautor
Andoni Txasko- Asociación 3 de marzo
Floren Aoiz - Analista politico
Jose Mari Esparza - Editor
Ane Muguruza – Estudiante
Lucio Urtubia – Albañil y anarquista
Jose Manuel Pagoaga Peixoto - Refugiado
Eñaut Elorrieta – Cantante de Ken Zazpi
Koldo Amezketa – Parlamentario de EA
Joxe Elorrieta – Sindicalista de ELA
Itziar Aizpurua – Militante abertzale
Fernando Larruquert – Fotógrafo y cineasta



ORGANIZACIONES DEL AMBITO DE LA MEMORIA QUE APOYAN EL PROYECTO


Altaffaylla Kultur Taldea
AFAN (Asociación de familiares de fusilados navarros 1936)
Lau Haizetara Gogoan
Ahaztuak
Haizea eta Sustraiak
Ipar Hegoa Fundazioa
IPES Bilbao
Olaso Dorrea Fundazioa
Orreaga Fundazioa
Asociación 3 de Marzo
San Fermines 78 gogoan Herri Ekimena


APOYA EL PROYECTO DESDE NUESTRA WEB: www.euskalmemoria.com

PARA VER EL RESTO DE ARTÍCULOS DE LA CAMPAÑA: CLICAR AQUÍ.

 

Buscar

Últimos vídeos

Convocatorias

No current events.

Estadísticas

Miembros : 3
Contenido : 1318
Enlaces : 7
Ver contenido por hits : 567982


Lo último

Lo más visto

Galería de imágenes