A AQUELL@S PADRES Y MADRES, EDUCADORES Y EDUCADORAS QUE DESEEN PENSAR EN COMÚN...

Imprimir

Como bien sabréis, el jueves 8 de mayo se ha realizado la prueba de supuesta evaluación que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid lleva realizando durante los últimos cursos a nuestros chicos y chicas de Sexto Curso de Educación Primaria. Igualmente, el 27 de mayo se realizará la correspondiente al alumnado del Tercer Curso de Educación Secundaria Obligatoria
Queremos compartir con vosotr@s algunas reflexiones que, desde nuestro punto de vista, son enormemente relevantes a la hora de tomar decisiones al respecto:
 Evaluar en educación no es solamente “medir”. Lo que nuestros hijos e hijas aprenden en el Centro Educativo depende no sólo de los contenidos (objetos de conocimiento) desarrollados en las asignaturas, sino del cómo esos contenidos son transmitidos, compartidos, motivados, cooperados y posteriormente aprehendidos, hechos suyos, a ser posible de forma grata en un ambiente donde el profesorado y el alumnado se embarcan en un proceso compartido de investigación y acción. Esto forma parte de un proceso amplio y complejo que es imposible medir a través de una sola prueba individual. Un examen hecho “desde fuera” en el que únicamente se les pide contestar a determinadas cuestiones puntuales sobre algunos contenidos muy concretos que estos evaluadores consideran imprescindibles para su formación, pero descontextualizados del proceso de enseñanza/aprendizaje, proceso en el cual los procedimientos, las actitudes, la cooperación, los afectos y las emociones juegan un papel decisivo a la hora de aprender y de enseñar. Obviando otro tipo de contenidos fundamentales para su crecimiento como personas. Nada de esto se evalúa en esa prueba.

 Para que una evaluación sea eficaz, efectiva y digna de llamarse “evaluación”, debe recoger, además de lo explicitado en el punto anterior, la evaluación del profesorado, del proceso de enseñanza y aprendizaje, del contexto social donde se realiza la tarea educativa, y de la organización del Centro Escolar donde se lleva a cabo esta tarea social de primer orden que llamamos aprendizaje educativo.

 Para que una evaluación sea honesta, veraz y eficaz -social y profesionalmente hablando- sus objetivos e instrumentos deberían responder a los intereses democráticamente establecidos por todos los componentes de la Comunidad Educativa, en donde se reflejasen los intereses de la sociedad, especialmente de aquellas personas y colectivos menos favorecidos, porque creemos que la Educación o trata de mejorar la sociedad -mejorándonos como personas- o no sirve sino para seguir estableciendo las desigualdades que nos están conduciendo a un mundo irrespirable por inhumano, donde la guerra y la competición son el principal referente para “resolver”conflictos.

 El alumnado, supuestamente evaluado mediante esta prueba, una sola, que mide contenidos exclusivamente, no ha recibido durante los años en que se está realizando este “examen”, ningún tipo de ayuda para la mejora “de” y “en” su proceso de aprendizaje por parte de los gestores del mismo. A saber, en la Comunidad Autónoma de Madrid: los responsables de la Consejería de Educación. Más bien al contrario, los continuos ataques privatizadores demuestran un desmedido interés por desmantelar una educación pública de calidad para todos nuestros hijos e hijas.

 Consideramos que la Consejería de Educación nos lleva a una trampa de gran calado: se limita a establecer el Plan General de Mejora de Destrezas Indispensables (CDI) que no incluye nuevos recursos, como la formación del profesorado, o cambios en la organización de los centros, profesorado de apoyo... por ejemplo, elementos que influyen en la mejora real de los resultados del proceso de aprendizaje del alumnado. Se han limitado a seleccionar a los Centros “examinados” a través del alumnado para establecer un ranking tan ficticio como injusto e irreal. Se han publicado en todos los periódicos de tirada nacional las listas de los resultados y se ha establecido un ranking que pretende seguir ninguneando a la Escuela Pública para dejar en manos privadas un asunto tan importante como es la educación de nuestros hijos e hijas, convertida en negocio para unos pocos.

 Muchos movimientos, asociaciones y colectivos de gran prestigio educativo se han opuesto ya a la realización de esta “chapuza” y os invitamos nosotros a oponeros también a ella... Os invitamos a visitar las páginas webs de estos colectivos (Movimientos de Renovación pedagógica, Plataformas por la Defensa de la Escuela Pública, FAPA Giner de los Ríos, ...) de fácil acceso a través de Internet.

Dado que muchos centros de enseñanza no están tomando ninguna decisión colectiva (y los centros que institucionalmente lo hicieron en anteriores cursos, han sufrido presiones y expedientes por parte de la CAM), dejando a los padres y madres la decisión personal de que su hijo/hija participe o no en la susodicha prueba, consideramos relevante dar a conocer estas cuestiones y por si os resulta de utilidad, acompañamos una carta, dirigida a la dirección del Centro, que puede servir de modelo para quienes consideren que sus hijos/as no deben participar en la misma.

Un saludo cordial. Asociación Cultural Candela



A LA DIRECCIÓN DEL CENTRO-------------------------------------------


D. /Dña.
con DNI.
padre/madre de
alumn@ deL CURSO ___________________________________

me opongo expresamente a que se realice a mi hijo/a la evaluación prevista por las autoridades educativas de la Comunidad de Madrid para el día __________ de mayo de 2008.

Y ello por los siguientes motivos:

1º - Mi hijo/a y sus compañeros/as ya son objeto de las correspondientes evaluaciones por parte de sus profesores. Es a ellos a los que les compete legalmente realizar esta labor y son sólo ellos los que están capacitados para valorar adecuadamente su rendimiento y capacidad, de acuerdo, además con las circunstancias personales y sociales de cada uno.

2º - Considero inadecuado tanto el contenido como el procedimiento para la realización de la evaluación. La prueba tan sólo va a evaluar contenidos muy concretos, excluyendo otras cuestiones como el nivel de dotaciones, el porcentaje de alumnos de integración o la cantidad de profesores y su relación con las específicas necesidades del centro. Pero además, dicha prueba no afecta a los valores en que se educa, nada importa a la Comunidad la enseñanza de valores como la responsabilidad, la libertad, la participación, la solidaridad, etc-

3º - Considero irresponsable por parte de la Consejería de Educación la publicación de los resultados de la prueba aplicada, como se hizo en anteriores convocatorias, sin ninguna consideración por las circunstancias que rodean los centros y su respectivo alumnado.

Por todo ello me niego a que mi hijo/a sea utilizado/a como instrumento y exijo que se respete mi voluntad y no se realice la prueba mencionada a mi hijo/a. Asumo directa y personalmente las responsabilidades que se deriven de mi decisión, exonerando completamente a los profesores y la dirección del Centro Educativo que tan sólo cumplen con mi decisión.


Madrid a de mayo de 2008




FDO: